China PDF Imprimir Correo electrónico

China

alt

Are you a chinese company? Are you a spanish company?

We provide business relationship between both.

Are you chinese? Are you spaniard?

Do you want to travel and need a visa? do not hesitate to contact us. We will help you.


China busca un aterrizaje suave, afirma el Banco Mundial

Comunicado de prensa Nº:2012/387/EAP


Según un nuevo informe, China puede sentar las bases
para un desarrollo sostenible en el largo plazo

BEIJING, 12 de abril de 2012. Según las proyecciones incluidas en un nuevo informe del Banco Mundial, el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de China será del 8,2% en 2012 y del 8,6% en 2013. En el China Quarterly Update (Boletín trimestral de información sobre China), dado a conocer hoy, se indica que aún hay muchas posibilidades de lograr un ajuste gradual del crecimiento.


“Se espera que la desaceleración gradual de China continúe durante 2012, debido a que el crecimiento del consumo aminorará en forma moderada, las inversiones se recortarán más marcadamente y la demanda externa seguirá débil", sostuvo Ardo Hansson, economista principal para China.  "El riesgo de recalentamiento se está atenuando, por lo que aumentan las perspectivas de lograr un aterrizaje suave".


En el boletín trimestral de información sobre China —en el que se evalúa periódicamente la economía de ese país— se señala como desafío clave en materia de políticas en el corto plazo la necesidad de facilitar un aterrizaje suave y sostener el crecimiento. Entre los principales factores de riesgo se incluyen las perspectivas de crecimiento endebles e inciertas de los países de ingreso alto y el modo en que evolucionará la corrección que ya se observa en los mercados inmobiliarios de China. Hay margen normativo suficiente para enfrentar los riesgos, pero será necesario diseñar con sumo cuidado las medidas de respuesta, teniendo en cuenta los efectos y objetivos de largo plazo.


Según el boletín, toda respuesta normativa debería centrarse en primer lugar en la política fiscal y dar prioridad a las medidas que apoyen el consumo. Se podrían introducir nuevos ajustes en el encaje legal a fin de incrementar la disponibilidad de crédito, pero sería conveniente reservar la modificación de la tasa de política para posibles situaciones desfavorables, dado que las tasas de interés reales ya se están acomodando. Las medidas administrativas han resultado útiles para enfriar el mercado inmobiliario. En el futuro, deberían ser sustituidas por medidas de mercado que permitan elevar el costo del capital y ampliar la gama de oportunidades de inversión.


Las perspectivas de China en el largo plazo dependerán del modo en que maneje los desafíos estructurales fundamentales que se le presentan. A medida que se debiliten los motores tradicionales del crecimiento, es posible que se observe una desaceleración gradual en el crecimiento del PIB. Para sostener un fuerte aumento del ingreso per cápita es necesario revitalizar las bases que sustentan el crecimiento, en especial, el aumento de la productividad.   Será fundamental ampliar el margen para la competencia y redefinir el origen de la ventaja competitiva de China, de modo que ya no radique en el costo bajo sino en el valor elevado generado mediante la innovación.


El rápido crecimiento y el cambio estructural logrados en el pasado trajeron como consecuencia desequilibrios económicos, sociales y ambientales. De cara al futuro, será importante preservar el cambio de enfoque ya en marcha, en virtud del cual el énfasis no recae en la tasa de crecimiento sino en la calidad del desarrollo.


En este sentido, Philip Schellekens, economista superior y autor principal de este boletín, observa: "El episodio actual de debilidad cíclica muestra los límites del modelo de crecimiento de China, impulsado por las exportaciones, el crédito y las inversiones. Como se afirmó en el 12.o Plan Quinquenal, un avance decidido respecto del programa de reforma estructural ayudará a China a lograr el objetivo de mejorar la calidad de su desarrollo".



Abril de 2012

PANORAMA GENERAL

  • La economía china se encuentra en medio de una desaceleración gradual debido a los efectos causados por la debilidad del entorno económico mundial y el endurecimiento de las políticas nacionales.
  • Las perspectivas de un aterrizaje suave siguen siendo elevadas, esperándose un crecimiento del 8,2% en 2012 y del 8,6% en 2013.
  • La actual desaceleración es recibida con beneplácito en la medida en que refleja una retracción del crecimiento superior al potencial en un contexto donde las posibilidades de crecimiento se vuelven progresivamente más lentas.
  • La prioridad política primordial a corto plazo es facilitar la desaceleración gradual, aunque protegiéndose contra los riesgos de regresión que se mantienen elevados.
  • El desafío de la política a largo plazo es reactivar el crecimiento frente a la desaceleración estructural proyectada y restablecer el equilibrio de los modelos de desarrollo.
  • Mediante el compromiso con el plan de reforma estructural establecido en el 12.º Plan Quinquenal, China puede sentar las bases para el desarrollo sostenible a largo plazo.

ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS ECONÓMICOS

  • El lento crecimiento de la zona del euro y la lenta recuperación de EE. UU. limitaron la contribución de las próximas exportaciones, ya que estas se desaceleraron más rápido que las importaciones.
  • El ajuste de las condiciones de política interna desalentó las inversiones, sobre todo en infraestructura y bienes raíces.
  • El crecimiento del consumo se mantuvo firme debido a la confianza sostenida de los consumidores y el continuo y rápido crecimiento del ingreso de los hogares.
  • La inflación revela una tendencia a la baja con la disminución de la inflación de los precios de los alimentos al desaparecer los factores excepcionales y la reducción de la inflación de los precios de los bienes no alimentarios al debilitarse las condiciones mundiales y nacionales.
  • La balanza de pagos se suavizó, cayendo la balanza comercial en déficit a principios de 2012 cuando disminuyeron las exportaciones de manufacturas mientras los precios de los productos básicos seguían siendo elevados.

PERSPECTIVAS ECONÓMICAS

  • Se espera que una debilidad cíclica domine el panorama a corto plazo, proyectándose un crecimiento del 8,2% en 2012 y del 8,6% en 2013.
  • La demanda interna aportará 8,4 puntos porcentuales al crecimiento en 2012 ya que el consumo se aminorará en forma moderada y las inversiones se desacelerarán más marcadamente.
  • Al tiempo que se prevé que el comercio mundial seguirá siendo débil, la demanda externa restaría unos 0,3 puntos porcentuales del crecimiento en 2012.
  • Se pronostica un ajuste de precios significativo –tanto en términos absolutos como relativos– para 2012, esperándose una tendencia a la baja de la inflación de hasta el 3,2%, la mejora de los términos de intercambio externo y la desaceleración del ritmo de apreciación de la moneda.
  • Se predice que el superávit de cuenta corriente de China aumente levemente al 3% en 2012 y al 3,3% en 2013, esperándose una acumulación moderada de reserva de divisas.
  • Aunque la proyección central sigue siendo de una desaceleración gradual, los riesgos de regresión permanecen elevados y se focalizan en la fortaleza de la recuperación de los países de ingreso alto y el ajuste en curso de los mercados inmobiliarios nacionales.


  • La perspectiva a largo plazo dependerá del modo en que China gestione los principales desafíos estructurales.
  • A medida que se debiliten progresivamente los motores tradicionales del crecimiento, se prevé un crecimiento más lento.
  • Además, los esfuerzos positivos para restablecer el equilibrio de la economía también deben alterar el modelo de crecimiento y mejorar su calidad.
  • Estas tendencias se desarrollarán gradualmente con el tiempo, mostrando los escenarios ilustrativos una desaceleración del crecimiento de las recientes tasas del 10% a un 5% en un plazo aproximado de 20 años.


PRIORIDADES EN MATERIA DE POLÍTICAS

  • El desafío primordial de la política en el corto plazo es facilitar un aterrizaje suave.
  • Aunque las perspectivas para este resultado siguen siendo altas, existe la preocupación de que el crecimiento se desacelere demasiado rápido.
  • Sin embargo, debe existir suficiente espacio político para responder a los riesgos de regresión.
  • La carga de una respuesta anticíclica debe recaer principalmente en la política fiscal, siendo bienvenidos también ajustes a la política monetaria.
  • La política de respuesta tendría que ser elaborada cuidadosamente, teniendo en cuenta los efectos y objetivos a largo plazo.
  • Las medidas fiscales deben dar prioridad al apoyo al consumo (como recortes de impuestos específicos, gasto en bienestar social y otros gastos sociales).
  • Las reservas obligatorias podrían ser ajustadas aún más a fin de incrementar la disponibilidad de crédito, pero guardando posibles cambios en la política de tasas de interés para situaciones desfavorables, dado que actualmente se registran tasas flexibles.
  • Las medidas administrativas en curso han resultado útiles para enfriar el mercado inmobiliario, sin embargo deberían ser sustituidas oportunamente por medidas de mercado que permitan elevar el costo del capital y ampliar la gama de oportunidades de inversión.


  • El desafío de la política en el largo plazo es continuar dirigiendo la economía china hacia una vía de crecimiento más sostenible.
  • Teniendo en cuenta la desaceleración estructural prevista, es necesario revitalizar las bases que sustentan el crecimiento para asegurar un fuerte aumento del ingreso per cápita.
  • Para hacer frente a los desequilibrios, será necesario preservar el cambio de perspectiva ya en marcha, en virtud del cual el énfasis no recae en la tasa de crecimiento sino en la calidad del desarrollo.
  • Los nuevos esfuerzos pueden ayudar a China a mantener su ventaja competitiva cambiando progresivamente el enfoque desde un bajo costo a un valor superior apoyado por la innovación.
  • Las nuevas orientaciones también pueden ayudar a aliviar la pobreza, puesto que la tasa de reducción de la pobreza se hace cada vez menos sensible al crecimiento económico.
  • Del mismo modo, las nuevas estrategias pueden favorecer el crecimiento ecológico y proteger el medio ambiente.
  • Lo más importante ahora que el 12.º Plan Quinquenal lleva a cabo un programa integral de reformas estructurales, es el compromiso de realizar reformas y llevarlas a cabo.


 
Tenemos 4 invitados conectado
feed-imageFeed
Copyright Visa Law Spain.com